Destacadas Morelia

Trabajadores del OOAPAS denuncian amenazas en su contra, aún así, seguirán en huelga

– Más de un millón de morelianos han sido afectados

Aida Espinosa

Morelia, Mich., a 07 de agosto de 2018.- Empleados del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS), han tenido que pagar altos costos por la huelga que desde el pasado 18 de junio, mantienen en las oficinas y módulos de cobro, lo que ha afectado a más de un millón de morelianos.

Al respecto, algunos empleados aseguraron que han recibido amenazas por parte de autoridades, sin precisar quiénes, así como el no cobro de sus quincenas, pues aunque la huelga sea de puertas abiertas, los integrantes del STAOOAPAS no han podido cobrar al menos 2 quincenas de su salario.

“No podemos decir si sea coincidencia o qué, pero el atentado contra el compañero en El Pedregal y otras amenazas que hemos recibido, si nos dan miedo”, denunciaron.

Luego de año y medio de emplazamiento, fue el pasado 18 de junio cuando decidieron colgar las banderas rojinegras, sin lamentar las consecuencias, pues si bien el cansancio, las horas pie y el sol no les han impedido plantarse a las afueras de las oficinas centrales, mucho menos las autoridades, aseguraron los sindicalizados.

“Creo que es un costo muy alto, tanto moral como económico, ya que desafortunadamente por caprichos, porque no se está pidiendo nada económico para el bolsillo de los trabajadores. Simplemente que se nos reconozca, que se nos debe un aumento el cual no queremos que se no0s dé, sino que se considere para aportarlo a las finanzas del organismo”, señaló uno de los empleados, quien prefirió conservar el anonimato.

Al igual que él, otros de sus compañeros lanzaron serias consignas al actual presidente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, a quien calificaron de caprichoso al no querer sentarse a dialogar con el sindicato.

Según los primeros encuentros que sostuvieron con medios de comunicación, el STAOOAPAS exigía a las autoridades, aumento salarial y ser quienes nombraran a los empleados de confianza, a lo que la dirección del organismo a cargo de Roberto Valenzuela, quien también ha señalado temer por su vida por las amenazas vertidas por los sindicalizados.

Lo que no dicen, pero se percibe de los candidatos