Destacadas Michoacán

Requiere Michoacán, 2.5 mmdp para cerrar 2018

– Gobernador ya realiza las gestiones correspondientes

Aida Espinosa
Morelia, Mich., a 08 de agosto de 2018.- El gobierno del estado mantiene un déficit de más de 7 mil millones de pesos, para el pago de sueldos y salarios a docentes y trabajadores del sector salud, indicó el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo.

En entrevista luego de la inauguración de la primera etapa de la remodelación del Centro Deportivo Ejército de la Revolución (CDER), donde se invirtieron más de 60 millones de pesos, el mandatario michoacano indicó que para concluir el ejercicio fiscal 2018, se requieren dos mil 500 millones de pesos.

Indicó que si los maestros michoacanos aceptaran recibir su sueldo a través del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), se evitarían retrasos en el pago de quincenas a docentes.

“Porque el estado contrató sin tener dinero para pagarles. Y entonces andamos sufriendo, los maestros con justa razón se sienten de segunda o de tercera porque no les pagamos a tiempo. Pero les damos de lo que se va juntando de la recaudación y de lo que consigo. En otros tiempos les pagaban con el dinero del Seguro Popular, que no se puede, o con dinero de Seguridad Pública”, señaló.

– Designación de fiscal no se debe politizar

En otros temas, el jefe del Ejecutivo Estatal reiteró el llamado a los actores políticos adversarios, para evitar politizar la designación del Fiscal General del Estado de Michoacán, a la vez que señaló la legislatura actual no debe apresurarse en tal designación.

“Yo no tengo prisa por nombrar a un fiscal, ni tengo interés en sacar a un fiscal a modo, ni es una carta con dedicatoria (…) Ser fiscal en Michoacán no es ser director de una facultad de una escuela. Es una tarea compleja porque hay muchos retos por concluir y transformar en el tránsito de la actual estructura de una Procuraduría a una Fiscalía General del estado. No le sirve a Michoacán que llegue un fiscal cuestionado”, expresó.

Lo que no dicen, pero se percibe de los candidatos